Cúpula del SME hace negocio con salones de fiesta 

La Otra Opinión |
11-10-2017 04:56 PM

La cúpula del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), encabezada por el aguerrido Martín Esparza, se olvidó por un momento de condenar al capitalismo y a la burguesía y se dedicó a hacer un gran negocio con el patrimonio sindical.

Esparza ya era el secretario general del SME cuando, en el 2010, fue decretara la disolución de la empresa pública Luz y Fuerza del Centro.

Entonces el SME emprendió una gran cruzada “contra la privatización”, “contra el neoliberalismo”, “contra la burguesía”, etcétera. Y afianzó su acercamiento con Andrés Manuel López Obrador, acercamiento que mantiene.
Pero de pronto se olvidaron de su discurso radical. Y de líderes y defensores de la clase trabajadora, pasaron a ser prósperos empresarios.

El patrimonio del SME, fruto de las cuotas sindicales que los cerca de 44 mil empleados de LyFC aportaron durante décadas, consta de salones, gimnasios, deportivos y terrenos, todo valuado en 16 mil millones de pesos.

Entre los bienes se encuentra un deportivo con salón de eventos sociales con capacidad para tres mil personas, estacionamiento, albercas, áreas verdes con palapas, canchas para frontenis y futbol, ubicado en Villa Coapa.

Tiene otra instalación similar en Azcapotzalco, el cual consiste en salón de eventos sociales y campo de futbol.

Los salones, los gimnasios y los deportivos son rentados a particulares, lo que deja a  la cúpula sindical ganancias por aproximadamente cinco millones de pesos al mes, según cálculos de jubilados marginados.

Nadie en qué se gastan esos cuantiosos recursos que generan la renta del patrimonio inmobiliario del SME, porque en las asambleas nunca se informa de ello.

La cúpula del SME, con Martín Esparza a la cabeza, está más ocupada en organizar eventos para hacer apología a la dictadura socialistoide de Nicolás Maduro en Venezuela y para reafirmar su alianza con López Obrador, que en rendir cuentas del negociazo que hace con el patrimonio sindical.

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Anaya: un cerillo apagado

21-11-2017 06:00 AM
José Contreras