Sheinbaum y el Rébsamen: la verdad sale de entre los escombros

La Otra Opinión |
11-10-2017 06:10 PM

Las aspiraciones políticas de la delegada de Tlalpan, Claudia Sheinbaum, podrían colapsar y derrumbarse por el peso de sus propias mentiras.

Y es que todo indica que la morenista no sólo fue omisa al permitir la operación del Colegio Enrique Rébsamen en contra de los protocolos de Protección Civil, sino que una vez estallado el escándalo ocultó información y mintió para salvar su pellejo.

Sin embargo, la verdad comienza a salir de entre los escombros.

1.- El 25 de septiembre --seis días después del sismo y del derrumbe del colegio-- Sheinbaum aseguró que el edificio del Rébsamen “estaba bien construído y tenía todos los papeles en regla”. Además, agregó que en junio sólo se le habían hecho cuatro observaciones al Programa Interno de Protección Civil de la institución.

Sin embargo, el periódico El Financiero dio a conocer un documento oficial emitido por la Dirección de Proyectos Especiales de la delegación Tlalpan y dirigido a la dueña del Colegio, Mónica García Villegas, donde consta que no fueron cuatro, sino 23 las observaciones por irregularidades en el Programa Interno de Protección Civil de la escuela.

Entre las irregularidades destacan: la falta de la constancia de seguridad estructural, falta de la descripción de riesgos internos, falta de la evaluación y análisis de riesgos, falta de la copia del carnet del Director Responsable de Obra y falta del permiso de uso de suelo.

Sheinbaum mintió porque, en primer lugar, no fueron cuatro, sino 23 las irregularidades que presentaba el colegio; y en segundo lugar, sin toda esa documentación, no podía saber si en realidad las instalaciones del Rébsamen estaban bien construidas.

2.- Sheinbaum también mintió al decir que la dueña del Rébsamen tenía tres meses para atenedr las observaciones que le hizo la delegación --así hayan sido cuatro o 23--. La Ley del Sistema de Protección Civil del Distrito Federal establece que el periodo es de sólo 30 días.

Si se considera que la delegación hizo las observaciones en junio, y que no fueron atendidas, Sheinbaum pudo haber clausurado el colegio desde julio. De ese modo no habría estado operando el 19 de septiembre, las 26 víctimas mortales no se hubieran encontrado en las instalaciones al momento del derrumbe.

3.-  Pero en realidad estas omisiones de Sheinbaum podrían explicarse por una omisión incluso mayor: a pesar de que la ley le confiere esa obligación como delegada, Sheinbaum nunca instaló el Comité de Protección Civil Delegacional de Tlalpan, un hecho sintomático de que el tema no le preocupaba.

Sin duda, el haber sido exhibida como descuidada, omisa y mentirosa no ayuda a las aspiraciones de Claudia Sheinbaum como virtual candidata de Morena a la jefatura de Gobierno capitalina.

Para colmo de males, su otrora rival en la contienda interna por la candidatura de Morena y posible competidor por el gobierno capitalino, el delegado de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, salió mejor librado de la contingencia por el sismo

¿Estará López Obrador lamentando los resultados que arrojó su “encuesta”?

 

Tags:

Expediente Político

Ricardo Alemán

Anaya: un cerillo apagado

21-11-2017 06:00 AM
José Contreras