¡A SOLO 55 DÍAS, GOBIERNO FALLIDO!

-Publicidad-

La muerte de casi cien personas en la tragedia de Hidalgo significa, por sí misma, el fracaso de la estrategia del gobierno de López Obrador en la supuesta lucha contra el robo de combustible.

Y es que nunca en la historia mexicana un Gobierno federal arrancó con una tragedia de esa magnitud y menos con la pérdida de casi un centenar de vidas.

-Publicidad-

Nunca, en los primeros 55 días, una decisión del presidente –la de cerrar la distribución de gasolina–, había causado tal cantidad de pérdidas humanas y pérdidas económicas.

Y nunca un Gobierno federal había tenido al frente de las estratégicas Secretaría de Energía y dirección de Pemex, a responsables tan irresponsables y con un nivel tan bajo de capacitación, conocimiento y experiencia.

Por eso, no es exagerado señalar que a solo 55 días de iniciado el nuevo Gobierno y a 25 días de que arrancó la crisis por el desabasto de gasolina, se puede decir que la primera gran decisión del gobierno de López Obrador fue un total fracaso.

Y seguro habrá muchos defensores de las decisiones presidenciales, sin embargo, quien no entienda que es un fracaso cualquier decisión de Estado con casi cien muertos, casi 60 desaparecidos y otros tantos heridos, entonces no entiende nada.

Eso sin contar con la responsabilidad directa o indirecta del presidente y de sus colaboradores; del Estado todo.

Y es que la responsabilidad es tal que hasta la CNDH envió una recomendación al presidente por probables omisiones en el manejo de la crisis de desabasto.

Pero además –por si hiciera falta–, resulta que la crisis de desabasto de gasolina solo es una cara del problema; del gobierno fallido que vivimos a solo 55 días de iniciado el gobierno de López Obrador.

Pocos quieren ver que otro frente de conflicto se localiza en el número de personas que han perdido la vida en esa guerra soterrada y de violencia que ha desatado por todo el país el crimen organizado.

Según distintos recuentos –uno de ellos de @contrapesociudadano –, revelan que en los primeros 54 días del nuevo Gobierno nunca se había producido tal cantidad de víctimas mortales por la violencia.

Según el citado diario digital, en esos 54 días se han reportado casi 3 mil 500 muertes violentas. ¿Quién habla de ese fracaso?

Ya olvidaron que en tanto candidato presidencial, López Obrador prometió que al día siguiente de iniciado su gobierno, bajarían las cifras del crimen y la violencia. Hoy la realidad terca le calla la boca a un candidato que tampoco cumple en esa materia.

Pero tampoco ahí termina la crisis.

Contra lo prometido en campaña, distintas fuentes laborales estiman que al cumplirse los primeros dos meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se habrán perdido casi 700 mil de los 800 mil empleos creados en los primeros 11 meses de 2018, el último año del gobierno de Peña Nieto.

Eso sin contar con las graves pérdidas económicas y el endeudamiento de todos los mexicanos por tirar el NAIM.

Y ha sido tan deficiente, negativo y desacertado el gobierno de AMLO, que en redes sociales se habla en tono de burla del resto de encontrar algo bueno su gobierno.

“Te reto a que encuentres algo bueno en los primeros 50 días del gobierno de AMLO”, dice el juego.

Y es que hemos vivido apenas 55 días del gobierno fallido de AMLO.

Al tiempo.