Alzar la voz de forma energúmena

0
534

Aún no se cumple un mes de la victoria de la única hegemonía de mando en México en los últimos 18 años, pero la advertencia del autoritarismo que viene es clara: el nuevo poder no se sonroja para preludiar que quiere desaparecer el debate.

Hasta lo expresa una de las figuras más respetables del futuro gabinete: la ex ministra Olga Sánchez Cordero, quien sería secretaria de Gobernación:

-Publicidad-

“Hay gente que no votó por Andrés Manuel, sobre todo algunos de mis chats de amigos del Colegio Francés, que alzan la voz en una forma energúmena y dicen: ‘y ahora sí vamos a revisar lo que está haciendo, y ahora sí vamos a darle marcaje personal, y ahora sí no le vamos a pasar nada’”.

Sería deseable que fuese una expresión involuntaria. Porque da a entender que considera violentos y demoníacos a los críticos de su jefe. Sería deseable porque, en Sánchez Cordero, hay esperanzas de mesura, inteligencia, entendimiento.

Fue en entrevista con el diario El Universal, en la cual, sin embargo, Sánchez Cordero critica con libertad la política antidrogas de los gobiernos del panista Felipe Calderón (2006-12) y el actual, de Enrique Peña: “Nos dejaron a México convertido en cementerio”.

Y explicó: “Esto no gusta mucho que se diga, pero solamente con las cifras sociales tenemos en estos dos sexenios más de 200 mil muertos y más de 40 mil desaparecidos”.

Tiene toda la razón. Y por eso votaron por su candidato 33 millones de mexicanos, que le otorgaron en las urnas el control del Congreso para que ponga a México alegre y bonito, y los pajaritos canten y las nubes se levanten, y florezca la pradera al sol de primavera.

En lugar de ubicarse a la altura de lo que considera “alzar la voz en una forma energúmena” por gente común y corriente que tiene derecho a expresar su opinión en chats personales, la ex ministra debe actuar como persona de Estado.

Por ejemplo, trabajar por conseguir la legalización del uso lúdico y medicinal de la marihuana, porque Estados Unidos lo hace en buena parte de su territorio; mientras nosotros, por estar en contra, hemos puesto más de 200 mil muertos y más de 40 mil desaparecidos.

Empresas americanas de marihuana de Estados Unidos, como MedMen, Liberty Health Care y Chalice Farms ya cotizan en la Bolsa de Valores de Canadá. Para lograr lo mismo aquí, los liberales confiamos en liberales como Sánchez Cordero y el futuro embajador en la ONU, Juan Ramón de la Fuente.

No aguardamos que la ex ministra sea una Torquemada molesta con quienes “alzan la voz en una forma energúmena”. Menos en chats de amigos.

Porque entonces qué le espera…

A los enemigos.