AMLO propone para la Suprema Corte a la esposa de Rioboó, su contratista favorito

0
58456
-Publicidad-

Yazmín Esquivel Mossa, presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la Ciudad de México, acusada de conflicto de interés, podría convertirse  en la próxima ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Y es que Esquivel Mossa está dentro de la terna que —de común acuerdo con Andrés Manuel López Obrador— el presidente Enrique Peña Nieto entregará al Senado para el magistrado que sustituirá a José Ramón Cossío Díaz en la Suprema Corte.

-Publicidad-

La presidenta del Tribunal de lo Contencioso Administrativo en la capital, es esposa de José María Riobóo Martín, presidente Grupo Rioboo, constructora “consentida” del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

En 2015, ciudadanos capitalinos y organizaciones, acusaron que Esquivel Mossa como presidenta del Tribunal de los Contencioso Administrativo del DF, Yazmín frenó un juicio de nulidad contra la construcción de la Supervía Poniente, obra en la que participó su esposo, José María Riobóo.

“La actuación de la magistrada Esquivel ha estado marcada por un posible conflicto de interés dado que su esposo es socio de una importante constructora que ha participado en diversas obras públicas  cuyos litigios se han ventilado en el Tribunal Contencioso del que ella forma parte, como fue el caso de la llamada Supervía”, señalaron los inconformes en un comunicado.

Pero no sólo eso, a la magistrada se le responsabilizó de mantener en prisión a un matrimonio de nacionalidad venezolana que denunció civil y penalmente al Colegio Westhill, que dirige y es propiedad de su marido José María Riobóo.

De acuerdo con la denuncia pública del caso, la pareja encarcelada obtuvo dos amparos federales de los tribunales.