AMLO solapa a Bonilla por la ampliación de mandato en Baja California

0
1692
-Publicidad-

El Congreso de Baja California aprobó ayer, con mayoría de votos, la ampliación de mandato de su próximo gobernador. Con ello, la gestión del morenista Jaime Bonilla durará hasta el 2024 y no hasta el 2021, como estaba estipulado en las pasadas elecciones estatales.

Sin embargo, esta decisión ha sido duramente criticada por principales figuras políticas al denunciar que esto es ilegal y que esto es un atropello al mandato democrático de México.

-Publicidad-

En ese sentido, esta mañana un reportero le preguntó al presidente Andrés Manuel López Obrador su postura al respecto, y a lo que sólo se limitó a decir que “el Tribunal Electoral es quien debe definir el tema”.

Te puede interesar | Reconoce Obrador populismo en su gobierno

Incluso, trató de minimizar la gravedad del tema al señalar que “es opinión de cada quien”.

“Si hay una manipulación, una cosa indebida, van a resolver los del Tribunal Electoral. Lo que sí puedo decir es que nosotros no intervenimos, no hay línea; es opinión de cada quien, hay un abanico de puntos de vista, hay quienes están a favor, quienes en contra y ahora se procura que no haya consignas, que jueces, tribunales y ministros actúen sin ataduras”, expresó López Obrador en su conferencia matutina en Palacio Nacional.

Por último, ante los cuestionamientos de que hubo una línea para que López Obrador dictara la orden de ampliar el mandato de Bonilla Valdez, el mandatario tabasqueño señaló que antes el presidente abusada de su poder, pero que “ya son otros tiempos”.

“Es un sistema presidencialista y antes se abusaba de eso, del cacique mayor, del monarca sexenal; eso se acabó. Ya el Ejecutivo no es el poder de los poderes, lo hemos hablado en muchas ocasiones”, comentó.

Te puede interesar | “Conocer el pasado para construir el futuro”: Polevnsky recuerda aniversario de Morena

Hay que recordar que Jaime Bonilla fue candidato republicano y ocupó la dirección del Distrito de Agua de Otay, en California, de 2004 y 2008, y allí juró que defendería la constitución norteamericana.

Debido a ello, era ilegal su candidatura a la gubernatura de Baja California, pero Morena maniobró e incurrió en irregularidades e ilegalidades para registrar a Bonilla Valdez como su abanderado a dicho cargo público, y que también, recientemente le pagó a nueve legisladores locales para que aprobarán dicha ampliación.

López Obrador prometió que no habría corrupción en su gobierno, pero al solapar este cochinero sólo demuestra una vez más que es un mentiroso y un farsante.