Ángel Aguirre, el político

0
40

Reapareció Ángel Aguirre Rivero, el exgobernador de Guerrero. El político profesional. Se dijo, en el tema de los 43 desaparecidos, que tiene la conciencia tranquila.

La entrevista banquetera con medios nacionales se dio a su salida, luego de una entrevista con una comisión diputados federales. Instancia que jurídicamente carece de validez para el caso Iguala-Ayotzinapa, ya que la única finalidad de “representantes del pueblo” era conocer la versión del entonces gobernador en funciones durante los días de octubre de 2014.

Fue una charla informal, entre amigos se podría calificar el encuentro, porque no existe ningún registro del evento. Ni escrito, video o estenográfico.

En otra lectura me indica que Aguirre Rivero demuestra fuerza política, aunque algunos lo ven muerto o herido de muerte.

Ante esa situación de moribundo, Aguirre Rivero les reviró; de acuerdo a la versión que publica El Universal: “Un político termina su carrera política hasta que se muere”. “Un político, agregó, puede hacer política no necesariamente teniendo una responsabilidad pública”. Sugirió que se hace política “a través de un medio de comunicación, escribiendo. O en la academia”. Añadió “se puede hacer política de muchas formas”.

Puntualizó o sentenció, como quieran leerlo: “de mi Estado jamás me voy a desvincular”. Interpreto que vigilará sus intereses y protegerá a sus amigos. Entre los cuales se puede ubicar a Sofío Ramírez, actual senador por el PRD y a Jesús Martínez Garnelo (exsecretario de Gobierno y magistrado), quienes estuvieron presentes en la “entrevista” entre el exgobernador y legisladores.

De forma irónica o astuta (cada quien su interpretación), advirtió que con su fundación –Corazón de Ángel, donde atiende asuntos de salud– va a realizar política “ahora que están de moda los candidatos independientes”.

Los colores del atuendo que portó el exgobernador son los que identifican al PRD; por lo menos la corbata.

A nivel nacional, la percepción que se tiene del exgobernador de Guerrero es negativa por su presunta vinculación con los desaparecidos.

Pero en Guerrero, al parecer, conserva peso político. Esta apreciación se fortalecerá o desvanecerá a inicios de 2016.

Apunto, para medir su influencia política, que hace una semana liberaron a su hermano Mateo.