Cuernavaca y el gobierno que merece

0
100

En este espacio hemos cuestionado con severidad la corta carrera política del futbolista Cuauhtémoc Blanco.

Aquí censuramos su candidatura, reprobamos su triunfo en las urnas y exhibimos las trampas en que incurrió el gobierno de Morelos para asegurar el triunfo de Blanco.

Este miércoles, a pesar de la nula preparación y de la pobre preparación de Cuauhtémoc Blanco, el futbolista tomó protesta como alcalde de Cuernavaca.

A propósito, no sobra recordar lo que publicamos el pasado 29 de junio. Y es que, además de la vergüenza que debería acompañar el triunfo de un futbolista venido a político, lo cierto es que la elección de Cuernavaca es una de las más sucias en mucho tiempo.

Para muestra, el itinerario político del 29 de junio:

Tarjeta roja a “Cuau”; ¿será expulsado de Cuernavaca?

Publicado el 29 de junio de 2015

El PRI nacional promovió un recurso de nulidad de la elección de Cuernavaca al impugnar el cómputo, la validez de la elección y la entrega de la Constancia de Mayoría al “candidato ganador” del Partido Social Demócrata, Cuauhtémoc Blanco Bravo.

Es decir, que el PRI demandó al árbitro electoral sacar la tarjeta roja a Cuauhtémoc y expulsarlo de la alcaldía de Cuernavaca, en tanto ordena reponer el proceso electoral.

Y es que según el PRI, “el cómputo, la declaración de validez de la elección y la elegibilidad de la planilla del PSD, así como la expedición de la constancia de triunfo, violentan de manera flagrante postulados constitucionales y la Ley Electoral de Morelos.

Los actos impugnados apuntan a la “ilegalidad” demostrada en el Consejo Municipal Electoral de Cuernavaca, durante la sesión de cómputo, en la que se encontraron diversas irregularidades “como la entrega de paquetes abiertos y sin sello, paquetes vacíos, actas alteradas y resultados sobrepuestos” en por lo menos 330 de los 510 paquetes de la elección del municipio de Cuernavaca.

Es decir, que más del 60% de los paquetes y sus respectivas actas de escrutinio fueron alteradas y en las irregularidades habrían participado el presidente y el secretario ejecutivo del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (IMPEPAC), Omar Clemente Juárez Martínez y Erick Santiago Romero, quienes habrían ordenado a distintas servidoras públicas la alteración de las actas.

El escándalo fue tal que por lo menos renunciaron tres funcionarias municipales del Consejo Electoral de Cuernavaca –en protesta por el cochinero electoral–, entre las que se encuentran la presidenta de ese organismo Norma Zompa Camacho y la secretaria del mismo, Lorena Eréndira Sotelo, entre otras.

En demanda formal el PRI responsabiliza del cochinero al gobernador Graco Ramírez ya que según testimonios el mandatario habría ordenado al PRD de Cuernavaca votar a favor del candidato del PSD a la alcaldía, además de que funcionarios y familiares del candidato derrotado del PRD, Jorge Messeguer Guillén, operaron de manera directa la apertura y alteración de paquetes electorales en más del 60% de las actas.

¿Y por qué el gobernador de Morelos, Graco Ramírez habría ordenado al PRD de Cuernavaca votar por Cuauhtémoc Blanco y por el poco conocido PSD? Las razones son elementales y de estricto sentido político.

1.- Todos en Morelos saben que el PSD es un partido local propiedad de Graco Ramírez; todos saben que es un partido cooptado para debilitar a los adversarios electorales del PRD.

2.- La idea original de postular a Cuauhtémoc Blanco por el PSD era debilitar la candidatura de la priísta Marisela Velázquez.

3.- Sin embargo, en Cuernavaca no solo “crecieron los enanos” del PSD sino que se desplomó el candidato del PRD, Jorge Messeguer Guillén, quien cayó hasta la cuarta posición.

4.- Por eso, en un desesperado “plan b”, Graco Ramírez habría ordenado al PRD local votar por el PSD en la elección de Cuernavaca.

5-. Como tampoco fue suficiente la maniobra de última hora, el recurso extremo habría sido alterar las boletas electorales.

Por eso el PSD logró 39 mil 861 votos en Cuernavaca (el 28.46%), en tanto que el PRI llegó a 31 mil 455 sufragios (22.46%), en tanto que el PRD –partido que gobierna Morelos–, cayó en la capital al cuarto lugar con 14.9% de los votos.

Y dicen expertos electorales que son muchas las posibilidades de que Cuauhtémoc Blanco sea expulsado. Al tiempo.