El presidente que detesta la prensa

0
240
-Publicidad-

“Los continuos ataques de este Presidente a la prensa han ido demasiado lejos. No sólo son peligrosos, son inquietantes…”.

Lo que acaba usted de leer no tiene nada que ver con la “prensa fifí”, ni con acusaciones a un periodista de “mentir como respira”, o señalamientos a una revista de ser “sensacionalista” y “amarillista” por una portada que no le favoreció.

-Publicidad-

Es la respuesta de CNN a Donald Trump, luego de la forma prepotente y grosera que utilizó para dirigirse a Jim Acosta, el respetado corresponsal en jefe de esa cadena en la Casa Blanca, a quien, por cierto, ya le retiraron la acreditación.

Míster Trump, quien ha calificado como “enemigo del pueblo” a la prensa se puso furioso cuando el corresponsal cuestionó el engañoso término “invasión”, que utiliza al hablar de la caravana de centroamericanos que se dirige a su país.

  • Así reportó CNN la furia de Trump y el temple de su corresponsal: Acosta: “están a cientos de miles de kilómetros de distancia. Eso no es una invasión”.

Trump: “¿Sabes qué? Honestamente, creo que deberías dejarme dirigir el país. Tú diriges CNN. Y si lo hicieras bien, tu audiencia sería mucho mayor.

“Está bien, es suficiente”, cortó el Presidente, mientras Acosta trataba de hacer otra pregunta.

Una empleada de la Casa Blanca se apresuró a tomar el micrófono y llevarlo al siguiente reportero que eligió TrumpPeter Alexander, de NBC.

“Si pudiera hacer otra pregunta ¿está preocupado?”, insistió Acosta, e intentó señalar que otros reporteros también habían hecho múltiples preguntas.

“Es suficiente”, dijo Trump.

La empleada de la Casa Blanca trató de agarrar el micrófono de Acosta, pero él se aferró. “Perdóneme, señora”, dijo, mientras miraba hacia Trump, luego salió del encuadre de la cámara.

Peter, vamos”, dijo Trump, tratando de hacer que Alexander comenzara.

“Si puedo preguntar, en la investigación sobre Rusia”, dijo Acosta, “¿le preocupa que pueda enfrentar cargos…?”.

“No me preocupa nada de la investigación rusa porque es un fraude”, dijo Trump. “Es suficiente, baja el micrófono”, ordenó.

Trump se alejó del podio por un momento, indicando que había terminado, mientras que Acosta volvió a hacer la pregunta y luego soltó el micrófono.

Mientras Alexander comenzó a formular su pregunta, Trump dijo (a Acosta): “Te digo una cosa, CNN debería sentirse avergonzada de tenerte trabajando para ellos. Eres una persona grosera y terrible. No deberías trabajar para CNN”.

Luego se volvió hacia Alexander: “Adelante”, pero regresó con Acosta:

“Eres una persona muy grosera, la forma en la que tratas a Sarah Huckabee Sanders es horrible. La forma en que tratas a otras personas es horrible. No deberías tratar a la gente de esa manera”.

“Adelante”, le dijo Trump a Alexander, quien habló en defensa de Acosta

No comments.

  • En nuestro país se desarrolla uno de los diez conflictos armados no internacionales más violentos del mundo.  Lo dice el último reporte de la Academia de Ginebra, reconocida institución en el campo de las investigaciones jurídicas y estudios de políticas, que cita la senadora Olga Sánchez Cordero, en la exposición de motivos de la iniciativa para legalizar el uso recreativo de la mariguana.

El reporte cataloga, por primera vez, el combate al crimen organizado en México como un “conflicto armado no internacional”. “México se encuentra en guerra con al menos el Cartel de Sinaloa y la Nueva Generación del Cártel de Jalisco”, puntualiza el documento.

La senadora afirma que es “sumamente preocupante” que se incluya a México en este reporte sobre guerra y conflictos armados en el mundo.

“Significa —dice— que en nuestro país se desarrolla uno de los diez conflictos armados no internacionales más violentos del mundo”.

La violencia que enfrentamos los mexicanos la atribuye al fracaso de la “política prohibicionista” que se ha aplicado en la “guerra al narcotráfico” que declaró Felipe Calderón a principios del 2007.  Se remite a los resultados para sustentar sus dichos. Más, una década después de esa declaración de guerra al narco, tenemos cifras récord en materia de homicidios y un consumo de enervantes ascendente.  Hasta el corte que se hizo en octubre del 2017, iban 234,996 homicidios dolosos en los sexenios de Felipe y de Peña Nieto. Por cierto: el año pasado fue el más violento en la historia contemporánea del país y el 2018 pinta para peor.  Su aprobación pondrá fuera de la cárcel a miles de personas que fueron encerradas por portar más de 5 gramos de cannabis, que es la cantidad permitida actualmente.  Va otro dato: El 41 por ciento de los presos federales por delitos de drogas fue detenido con hierba que tiene un valor inferior a los 500 pesos. La criminalización del consumo.

  • A “Napito”, senador por obra y gracia de AMLO, le dieron ayer un gancho al hígado. La Secretaría del Trabajo y Previsión Social, que encabeza Roberto Campa, otorgó la “toma de nota” a la Unión Nacional Sindical Minera y la entregó al nuevo secretario general de esa agrupación, Carlos Pavón Campos.

La Unión, dice Pavón Campos, representa al 90 por ciento de los trabajadores mineros. Está conformada por seis sindicatos. Gómez Urrutia sólo tiene el 10 por ciento de los trabajadores.

Lo curioso es que la noticia se produjo el mismo día que el “líder minero”, otrora  exiliado en Canadá por supuestos malos manejos del dinero de los trabajadores, se comprometió ante ferrocarrileros a impulsar reformas a las Leyes que garanticen
¡la democracia sindical!

  • Leído en el portal del vespertino francés Le Monde, luego de las elecciones intermedias en Estados Unidos que arrebataron a los republicanos la mayoría en la Cámara de Representantes.

“A menos de que se produzca un improbable acuerdo con los Demócratas, Trump deberá poner una cruz a una parte de su programa, comenzando por la construcción del muro en la frontera con México.”