España sigue sin gobierno tras rechazo a Rajoy

0
35

La parálisis política en que se encuentra sumida España desde hace ocho meses podría prolongarse, toda vez que este viernes el Congreso de Diputados rechazó la investidura de Mariano Rajoy como presidente.

Rajoy se quedó a tan sólo seis votos de obtener la mayoría simple —es decir obtener más de la mitad de los votos—, lo que le hubiera permitido convertirse en jefe de Gobierno. A favor de Rajoy votaron los 137 diputados del Partido Popular (PP) —del que él es miembro—, una diputada de Canarias y los 32 miembros de Ciudadanos, con quienes el PP pactó un programa de gobierno de derecha reformista en caso de que hubiese procedido.

Sin embargo, la izquierda se opuso: los 85 diputados del Partido socialista Obrero Español (PSOE) y los 71 de Podemos, así como 24 legisladores nacionalistas votaron en contra, sumando 180 votos que superaron a los 170 que lograron reunir el PP y Ciudadanos tras su alianza.

Este martes, Rajoy propuso por primera vez su investidura con la intención de destrabar el conflicto que mantiene a España sin gobierno. Los resultados fueron exactamente los mismos: 170 votos a favor y 180 en contra. Para este viernes, el PP y Ciudadanos esperaban que algún miembro de los partidos rivales cambiara su postura o hubiese abstenciones, pero la repetición de los resultados da cuenta de la parálisis existente.

Ante esta situación, es posible que se tenga que recurrir a una disolución del Congreso y la celebración de nuevos comicios en diciembre, con lo que el país ibérico cumpliría un año sin Jefe de Gobierno. Para evitar que esto ocurra, existe la posibilidad de que el Rey Felipe VI proponga —dentro de un plazo de dos meses— un nuevo candidato a la investidura presidencial y que dicho candidato consiga el apoyo de la mayoría del Congreso.

No obstante, esta última posibilidad parece complicada, pues cabe recordar que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, también se presentó para la investidura en marzo, pero tampoco obtuvo la mayoría en un Congreso fragmentado. De hecho, fue precisamente Sánchez quien en esta ocasión encabezó a los miembros de su partido y de Podemos para votar en contra de Rajoy