GOBIERNOS DE PAN Y PRD RECHAZAN A ANAYA.

0
466

El día de su registro como candidato presidencial –el pasado domingo 11 de marzo- Ricardo Anaya entendió que no es un invento la debacle de su candidatura. ¿Por qué?

Publicidad

Porque el rechazo de los suyos está a la vista de todos. Sólo seis –de 16 gobernadores del PAN y PRD-,  acudieron al registro de Anaya ante el INE. ¿Y eso qué significa?

Pequeño detalle. Quiere decir que diez de los gobernadores azules y amarillos “dejaron colgado de la brocha” a Ricardo Anaya; no asistieron al emblemático acto de postulación. ¿Y por qué se ausentaron?

Cualquiera que entienda la simbología de los mensajes políticos  descubrirá con facilidad que si un candidato presidencial tiene reales posibilidades de triunfo, ningún político –desde un humilde alcalde hasta un poderoso gobernador, pasando por diputados y senadores–, se atrevería  a desdeñar el evento del futuro presidente; el registro ante la autoridad electoral.

Y es que la zalamería, el elogio sin límite, el saludo personal y el “respaldo cariñoso” se expresan de manera abierta, clara y entusiasta sólo en eventos públicos como el registro. “¡Hermano, cuentas conmigo!”, suelen decir. Y es en público en donde luce y son rentables el abrazo, el apapacho, la felicitación y, sobre todo, la incondicionalidad.

Por eso las preguntas. ¿Por qué diez  de 16 gobernadores azules y amarillos no acudieron al evento? ¿Será que a esos diez mandatarios estatales no les importa estrechar la mano del futuro presidente? ¿Acaso un tercio de gobernadores estatales sufren de miopía para no ver y no entender que Anaya es la versión moderna del mesías prometido?

Lo cierto es que esos diez gobernadores tienen claro que Ricardo Anaya no será presidente; saben que respaldar públicamente a Anaya durante el arranque de su candidatura significaría un serio tropiezo no sólo para su eficacia como mandatarios estatales sino para su futuro político.

En pocas palabras, diez de los 16 gobernadores de PAN y PRD que supuestamente debieran incondicionalidad a Anaya le dieron la espalda porque saben que no es un candidato ganador.

Pero resulta que para justificar la ausencia del 70 por ciento de los gobernadores azules y amarillos –centros reales de poder que representan dinero, apoyo político y movilización de votos–, Ricardo Anaya y sus estrategas volvieron a recurrir al plagio y la mentira. ¿Tramposo el candidato Anaya?

Para justificar la ausencia del 70 por ciento de mandatarios estatales del PAN y PRD –en el acto de registro de Ricardo Anaya-, los estrategas del queretano divulgaron mensajes de gobernadores que supuestamente respaldaron a Anaya. ¿Y eso que tiene de malo?

Resulta que la mayoría de esos mensajes no fueron grabados para el acto de registro sino que el PAN los tenía “enlatados”. Incluso algunos de esos mensajes fueron reciclados. Es decir, ya habrían sido utilizados para otros eventos de respaldo a Ricardo Anaya.

Sí, por increíble que parezca, Ricardo Anaya no sólo ha sido pillado en el plagio de conferencias de famosos. No, al parecer hoy también fue pillado simulando apoyos inexistentes. Carga sus videos de apoyo para el momento que sea necesario.

Pero es aún más curiosa la lista de gobernadores panistas que acudieron a respaldar a Ricardo Anaya ¿Y por qué es curioso el dato?

Porque todos los estados que representan están en el ojo del huracán a causa de los elevados niveles de violencia y de las cuestionables gestiones de sus mandatarios.

¿Lo dudan? Se trata de Francisco Vega, de Baja California; Miguel Márquez, de Guanajuato; Antonio Echavarría, de Nayarit y Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas.

Por el PRD sólo respaldaron a Ricardo Anaya, un mal encarado Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de CDMX y un debilitado Arturo Núñez, gobernador saliente de Tabasco.  En el caso de Mancera, el que intentó apapachar al jefe de gobierno fue Ricardo Anaya, ante el evidente enojo de Mancera. ¿Y por qué enoja?

Otra vez elemental, porque hasta la mañana de ayer Anaya no cumplió con el pacto de hacer candidato plurinominal a Miguel Mancera. Por la tarde, Gustavo Madero reculó y dijo que no impugnaría más la eventual candidatura del aún jefe de gobierno. ¿Manita de puerco?

Los gobernadores que no consideraron oportuno aparecer abrazando a Ricardo Anaya son: Antonio Gali, de Puebla; Martín Orozco, de Aguascalientes; Silvano Aureoles, de Michoacán; Graco Ramírez, de Morelos; y Carlos Joaquín González de Quintana Roo.

Los mandatarios que enviaron un mensaje grabado, presumiblemente reciclados, son los de Baja California Sur, Chihuahua, Querétaro, Veracruz y Durango.

¿Quién le dice que no al futuro presidente? ¡Los que saben que no será!

Al tiempo.