Homenaje oficial a Francisco Toledo fue de sólo cinco minutos; causa indignación

Pese a la asistencia del gobernador y funcionarios federales, que solo haya durado cinco minutos el homenaje a Francisco Toledo, solo puede traducirse como una falta de respeto a su memoria

-Publicidad-

En una falta de respeto a la memoria del gran artista juchiteco, Francisco Toledo —que falleció este jueves a los 79 años de edad—, el homenaje, que este viernes le organizó el gobierno de Oaxaca, en el Teatro Macedonio Alcalá solo duró 5 minutos. 

La cita estaba pactada, en dicho recinto, pasadas las dos de la tarde, pues a esa hora comenzaron a llegar personalidades de la política y el ámbito cultural de la capital oaxaqueña.

Tal evento estuvo encabezado por el gobernador de la entidad, Alejandro Murat; su esposa, Ivette Morán; la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto; la subsecreatria de Desarrollo Cultural, Marina Núñez, y la directora del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBAL) Lucina Jiménez, mismos que realizaron una guardia de honor en el lugar.  

En el lapso antes mencionado se proyectaron imágenes emblemáticas del también pintor las cuales conmovieron a los presentes —al grado de que algunos no pudieron contener las lágrimas—.

Una vez concluida la guardia de honor, comenzó a sonar el icónico vals “Dios nunca muere”, que compuso Macedonio Alcalá y es considerado el himno oficial de aquel estado. 

Cuando se acabó la melodía, los funcionario locales se retiraron y se informó que el evento había llegado a su fin, cosa que en automático causó indignación entre los presentes. 

Incluso una asistente mencionó las siguientes palabras: “Que vivan los hombres que reparten su dinero limpio entre los oaxaqueños, esos son los que tienen que vivir. Levanten sus corazones, se fue un gran hombre, que nos dio tanto de lo que no tuvo, y si no tuvo más fue porque se lo entregó a esta ciudad (…) ¡Felicidades por el espectáculo! ¡Qué vergüenza!”. Para después se marchó del lugar entre aplausos.