Incrementa lista de periodistas muertos en gobierno lopista, suman 11

Si las cosas continúan como hasta este día, el gobierno de Obrador será considerado como el sexenio de la violencia

0
516
-Publicidad-

De nueva cuenta el mundo del periodismo mexicano se viste de luto, esta vez se trata de Francisco Romero, “El Ñaca Ñaca”, quien fue encontrado sin vida la mañana de este jueves cerca de un bar en Playa de Carmen, Quintana Roo.

Lamentablemente, esta tendencia va a la alza pues parece que la 4T no ha llegado a las autoridades mexicanas ya que estos hechos continúan siendo impunes.

-Publicidad-

Habrá que recordar que el pasado 2 de diciembre de 2018 Jesús Alejandro Márquez Jiménez, reportero de Orión Informativo, fue el primer periodista asesinado en la era lopista justo a un día de que el presidente Andrés Manuel López Obrador tomara protesta. Márquez fue encontrado con tres impactos de bala en San Cayetano luego de haber denunciado un desfalco económico del gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval.

Cuatro días después – 6 de diciembre Diego García Corona, reportero de Semanario Morelos, fue acribillado por varios hombres mientras conducía su vehículo en EcatepecEstado de México.

Para este año, 20 de enero, el director de la radio comunitaria Radiokashana Rafael Murúa Manríquez fue objeto de amenazas y agresiones por el presidente municipal de Mulegé, en Baja California Sur. Al ser encontrado fueron visibles huellas de violencia y había sido reportado como desaparecido un día antes.

El 9 de febrero, Jesús Eugenio Ramos Rodríguez, conductor del noticiario Nuestra Región Hoy del estado de Tabasco, fue asesinado cuando tomaba un café junto a varios compañeros de trabajo en el Hotel Ramos, el asesino sólo se concentró en él y huyó de la escena.

Misma suerte tuvo el locutor Reynaldo López quien fue asesinado el 16 de febrero por una lluvia de balazos mientras intentaba ingresar a un vehículo particular Hermosillo, Sonora. El comunicador iba acompañado de su colega Carlos Cota, periodista deportivo de Televisa Sonora.

La carrera de Santiago Barroso culminó el 15 de marzo de este año cuando varios hombres dispararon a su casa de San Luis Río Colorado, Sonora. Barroso era especialista en temas de narcotráfico, migración e inseguridad, además tuvo nexos con trabajadores de Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”.

El colaborador del noticiario Altavoz de Chávez Radiocast, Omar Camacho, fue hallado sin vida y con evidentes signos de violencia bajo un puente en Salvador Alvarado, Sinaloa, el 24 de marzo.

Telésforo Santiago Enríquez se desempeñaba como profesor de educación indígena, locutor y fundador de Estéreo Cafetal la voz zapoteca en San Agustín Loxicha, Oaxaca. El 2 de mayo fue interceptado mientras viajaba en su vehículo para dirigirse a la estación de radio, recibió varios impactos de bala y murió en el lugar.

Tan sólo 14 días después, 16 de mayo, el cuerpo de Francisco Romero “el ñaca ñaca fue encontrado a las afueras del bar “La Gota” ubicado en Playa del Carmen con evidentes signos de violencia y un tiro en la cabeza el cual causó su muerte.

Te puede interesar | Otra más, asesinan a periodista en Tabasco

Este día, Norma Sarabia se integra a esta lamentable lista, la periodista integrante del diario Tabasco Hoy fue abatida a las afueras de su casa por dos sujetos que, a bordo de una motocicleta, le dispararon y huyeron del lugar dejando el cuerpo sin vida en la intemperie.

Hasta cuándo el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador se dará cuenta que con términos como “fifís” o dejando que “el pueblo bueno” se encargue de aquellos que no estén de acuerdo con los ideales de la 4T sólo genera odio y división entre los mexicanos poniendo incluso en riesgo la vida de aquellos que se dedican a comunicar.