Irma Eréndira ha dado dos entrevistas a Aristegui y ninguna a Loret para hablar sobre Bartlett

¿Será que al gobierno de Andrés Manuel López Obrador solo le gustan las preguntas a modo y no el periodismo que cuestiona? 

-Publicidad-

Desde que el periodista Carlos Loret de Mola, en colaboración con su homóloga Arely Quintero, publicaron el reportaje donde expusieron que el titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett, contaba con 23 casas y dos terrenos, los cuales no ha hecho públicos en su declaración patrimonial, las reacciones han sido diversas.

Para empezar, la Secretaría de la Función Pública (SFP) no tenía intenciones de investigar este hecho; después se vio obligada por la presión mediática, pero sin la certeza de que se haga una indagatoria objetiva y justa. 

En ese sentido, la titular de la SFP, Irma Eréndira Sandoval, tuvo que dar la cara, pero no con uno de los responsables de dicho trabajo periodístico, Loret de Mola, ya que solo se ha acercado a los micrófonos de la comunicadora Carmen Aristegui, que se ha caracterizado por ser afín a la “Cuarta Transformación”.

Son dos entrevistas las que ha ofrecido Sandoval a Aristegui en su espacio matutino en la radio mexicana, mismas donde se abordó el tema de Bartlett, pero sin cuestionamientos sólidos que demuestren una labor informativa imparcial.

Dichas comparecencias se llevaron a cabo el 2 y 10 de septiembre, días después de que se publicara el reportaje de Loret y Quintero, donde además detallaron que dichas propiedades tenían un costo aproximado de 800 millones de pesos.

¿Será que al gobierno de Andrés Manuel López Obrador solo le gustan las preguntas a modo y no el periodismo que cuestiona?