La austeridad republicana será de 444 mil millones de pesos más cara que la de este año

0
6258
-Publicidad-

Ayer, el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador enlistó los gastos obligatorios del presupuesto de 2019 donde se destaca que la nómina de servicios personales pasará de 808 mil millones de pesos ejercidos a 1 billón 252 mil millones para el siguiente año y afirmó que “no se puede reducir más, ya está justo”.

En la nómina de servicios personales ya se incluye el recorte del sueldo de los de arriba y el aumento de los de abajo, donde se enfatiza que el sueldo del presidente, que responde a 108 mil pesos al mes, será la cifra máxima de sueldo entre los funcionarios, sin embargo, la cifra del gasto burocrático es superior en comparación con los presupuestos anteriores.

-Publicidad-

Si se comparan los presupuestos en este año fue de 208 mil millones de pesos, en 2017 fue de 794 mil millones, en 2016 de 765 mil y en 2015 de 752 mil millones de pesos, para 2019 será de 1 billón 252 mil millones ¿y la austeridad donde quedó?

LA LISTA

Cabe destacar que entre su lista de acciones para este presupuesto están: el pago de la deuda que contrató el gobierno federal, mismo que aumenta de 664 mil millones de pesos a 725 mil millones; las pensiones y jubilaciones fijas pasan de 793 mil millones a 928 mil.

Los 100 mil millones adicionales son lo que el equipo de transición concluyó que costará cumplir las promesas de campaña del tabasqueño para duplicar la pensión a adultos mayores pensionados y jubilados del Issste y del Seguro Popular, donde la Ciudad de México y el Estado de México son los más beneficiados.

No se puede olvidar los 36 mil millones de pesos para Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores (Adefas) y cabe resaltar que no se esta tomando en cuenta, dentro del presupuesto, los recursos de atención a indígenas, obligaciones contractuales plurianuales, gasto corriente, indemnizaciones, responsabilidad patrimonial del estado y fondo de prevención de desastres y otras derogaciones, como lo incluyó el presidente Enrique Peña Nieto con un presupuesto menor.

Al parecer la austeridad es comprendida de otras maneras y el equipo del presidente electo esta priorizando en “gastos intocables” que no están incluyendo todos los sectores.