¿La OCDE también es “mafia del poder”?

0
1369
-Publicidad-

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) recomienda dar continuidad a las reformas estructurales, mejorarlas y complementarlas, junto con el desarrollo de una segunda ola de reformas, para quien sea el próximo presidente de México.

En la presentación del reporte ‘Prioridades Estratégicas para México’, José Ángel Gurría dijo que el próximo jefe del Ejecutivo deberá lanzar una segunda ola de reformas complementarias en áreas clave como el fortalecimiento de las instituciones y del Estado de Derecho, la puesta en práctica del Sistema Nacional Anticorrupción a nivel nacional, el funcionamiento expedito y transparente del Sistema Judicial y el combate a la inseguridad.

“Nos urge mejorar la eficiencia y confiabilidad de nuestro gobierno a todos los niveles”

-Publicidad-

José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE

En su discurso inaugural del Foro OCDE México 2018, para presentar el ejercicio que el organismo internacional realiza por tercera ocasión en el periodo previo a elecciones presidenciales en México, destacó los beneficios que están dando las reformas estructurales implementadas por el gobierno de Peña Nieto.

“No pretendemos decir qué hacer; el objetivo es enriquecer el debate, enfocar la discusión en temas sustanciales. Hacemos recomendaciones para que los candidatos las incorporen y la nueva administración las considere como insumos para arrancar su gobierno”, dijo.

“Estas con algunas de las nuevas asignaturas pendientes. Son las que hoy le quita el sueño a los mexicanos. Nos urge mejorar la eficiencia y confiabilidad de nuestro gobierno a todos los niveles”, advirtió el secretario general de la OCDE.

En entrevista telefónica con El Financiero Bloomberg, Gurría agregó, que si bien la productividad y el crecimiento son muy importantes, los avances en este sentido no sucederán si no se fortalecen las instituciones. “No va a suceder o se va a dar de manera insuficiente o imperfecta”, indicó.

Añadió que todas las reformas que se hicieron al inicio de la administración y que hoy están en etapa de implementación, sólo tendrán éxito pleno si además se trabaja en la parte institucional, en el Estado de derecho, en la seguridad y el combate al crimen y en el tema de la administración de la justicia para que sea expedita.

“Todos estos elementos forman parte de lo que yo llamaría la ‘superestructura’ de la economía y en esa medida si tenemos en esta segunda ola o generación de reformas, más bien las partes cualitativas, ya no exclusivamente la parte que tiene que ver con la economía, el crecimiento y la productividad”, expuso.


Gurría señaló que ha tenido acercamiento con los candidatos independientes y con los respaldados por las coaliciones de los partidos políticos para entregarles el informe, pero aún no se reúne con López Obrador.

El secretario general de la OCDE habló de los retos del país como la alta dependencia del petróleo que obliga a ampliar la base tributaria para hacer frente a las necesidades sociales.

Gurría añadió que la reforma fiscal en Estados Unidos puede tener implicaciones en el clima de inversión de México por lo que se podría considerar reducir impuestos a las empresas, pero compensando con la ampliación de la base del Impuesto al Valor Agregado, eliminando exenciones o limitando al máximo la aplicación de tipos reducidos.

Dijo que hay espacio para mejorar el gasto público, pero es mayor el potencial que hay para aumentar los ingresos fiscales ampliando la base tributaria con impuestos prediales o ambientales y con mayores esfuerzos para reducir la informalidad.

Al respecto de estas recomendaciones, vale la pena preguntar: ¿La OCDE también forma parte de la “mafia del poder”?.

Estas recomendaciones deben ser tomadas en cuenta por los ciudadanos, antes de tomar una decisión sobre la intención de su voto y de acudir a las urnas el próximo primero de julio. Hay mucho en juego, por lo que es necesario analizar cuál es la mejor opción para la estabilidad económica y social de nuestro país.

Es necesario analizar las propuestas de cada candidato, identificar quién daría continuidad, para conseguir estabilidad y quien revertirá las Reformas, lo que muy seguramente generaría desestabilidad en todos los ámbitos.