Los niños, fuera de spots; los niños, fuera de clases

0
878

Mal asunto eso de los niños como protagonistas de la campaña electoral:

1.- AMLO promete cancelar la Reforma Educativa, que establece reglas claras y precisas para que quien aspira a ingresar, permanecer y ascender como maestro, director o supervisor, lo haga con base en trabajo y méritos; y acaba con las plazas vitalicias y hereditarias.

2.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación suspendió el spot de Mexicanos Primero, en el que niños caracterizados como los cinco candidatos se refieren al cambio en la educación pública en el país, porque “influye en las preferencias electorales”.

3.- Más de 4 millones de alumnos de educación básica están sin clases en Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán, por movilizaciones de la CNTE contra el Sistema Nacional de Evaluación Educativa, que identifica las necesidades de mejora de maestros, directores, supervisores y escuelas.
Pero:
A.- La promesa de campaña de AMLO es promesa de alguien que, como candidato, vive de prometer.

B.- El fallo del Tribunal Electoral es una decisión de magistrados que tienen criterios disímiles para medir los temas que tratan: un tecnicismo, pues.

En cambio, es un crimen que exactamente cuatro millones 48 mil 897 adolescentes sean abandonados por sus maestros a siete semanas del fin de curso, justo en los estados donde peor marcha la educación en México.

De todos modos, no existen registros de la calidad de los aprendizajes en la educación básica en Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán, porque los maestros “disidentes” en esos estados prohíben la aplicación de las pruebas Planea y Pisa.

Aunque, en Guerrero, por ejemplo, sí hubo Planea en 2017 y ésta indicó que, entre alumnos de tercer año de secundaria, el estado registró los peores resultados del país en Lenguaje y Comunicación: 43.7 por ciento de los alumnos fue incapaz de interpretar los textos que leyó.

Y, en matemáticas, el 77.3 por ciento de los alumnos no supo resolver sumas, restas, multiplicaciones y divisiones. De Michoacán, Oaxaca y Chiapas es imposible tener datos, ya que la CNTE impidió que fuera desarrollado el examen.

Esa misma CNTE que, en Oaxaca, decidió participar en la elección presidencial del 1 de julio como vigilante del voto en favor de Morena, a través de su ala más radical, conocida como Los Pozoleros, cuya jefa es Dominga Escobar Luis, quien cobra como maestra sin dar clases.

Dominga tiene número de plaza 078712E0281000400971 en la primaria Juujky Ajte’n, municipio de San Pedro y San Pablo Ayutla, donde cobró, desde 2015 al primer trimestre de este año, 380 mil 33 pesos, aun cuando el comité de padres de familia nunca la ha visto.
En esas manos están nuestros niños.
Los más pobres, por cierto.