Luisa María Alcalde; futura secretaria del Trabajo y su “turismo de lujo”

0
7191

Continuando la entrega del “Gabinete de Apóstoles” del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, toca el turno a la próxima titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Luisa María Alcalde, quien no ha estado exenta de escándalos como gran parte del futuro gabinete del político tabasqueño.

Hija de Bertha Elena Luján Uranga, propuesta por López Obrador para ocupar la Secretaría de la Honestidad y Combate a la Corrupción; y de Arturo Alcalde Justiniani, abogado especialista en temas laborales y colaborador de un diario de circulación nacional, en el que defiende las causas de los trabajadores, Luisa María, reconoce como defecto la terquedad, dice que como virtud es buena conciliadora. “Estoy abierta al diálogo y eso va a permitir que la secretaría tenga muchas oportunidades”, asegura la joven licenciada en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México y con estudios de maestría en Derecho por la Universidad de Berkeley California.

-Publicidad-

La joven política inició su militancia en 2005, participando en el movimiento contra el desafuero de Andrés Manuel López Obrador cuando éste era Jefe de Gobierno del Distrito Federal. Fue asistente de investigación en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, posteriormente en 2011 coordinadora nacional de Morena Jóvenes y Estudiantes (Morenaje). “He estado mucho en la organización juvenil, en el trabajo a ras de tierra”. Fue desde ese cargo cuando el escándalo tocó a la puerta de Alcalde, quien ahora tiene 31 años.

Alcalde Luján, como dirigente nacional de Morenaje, hizo diversos recorridos en los estados de la República impulsando el movimiento de izquierda y condenando la falta de oportunidades que padece la juventud.

En contraste, en una serie de imágenes que se dieron a conocer en Excélsior el 6 de junio de 2012, y en otras obtenidas a través de Facebook, se mostró la otra faceta de Luisa María Alcalde: la de turista.

En las imágenes se observa a la dirigente disfrutando con amigos en países como India o Brasil. El estilo de vida contrasta con el discurso del presidente López y del que la propia Alcalde promovía en encuentros, algunos de los cuales están disponibles en YouTube, donde critica la desigualdad social.

En uno de esos videos, en la constitución de Morenaje NL, el 29 de octubre de 2011, en el Sindicato de Telefonistas dijo: “Salimos de la universidad y nuestra situación es súper crítica, no encontramos trabajo y si lo encontramos nos pagan menos de cinco mil pesos y con cinco mil pesos no podemos hacer nada”. En otro, en el Auditorio Nacional, el 2 de octubre de 2011 afirmó que “nos sentimos indignados, rechazamos las políticas indiscriminadas de globalización que generan exclusión, pobreza, desigualdad y violencia”.

En su página de Facebook subió una entrevista realizada el 19 de mayo de aquel año en la que aseveró: “No puedo creer que pocas manos se estén adueñando de lo mucho que es de todos. Me parece bastante injusto y es algo que no puedo permitir, ver tanta pobreza, tanta desigualdad, tantos jóvenes sin oportunidades que estamos frustrados, que salimos a la calle, que no tenemos trabajo, que tenemos empleos precarios, que no tenemos posibilidades de independizarnos, de un enganche para un carrito, de absolutamente nada. Pues da coraje”.

Sin embargo, Luisa María se dio sus lujos mientras navegaba con bandera de austeridad y aseguró estar en contra de la desigualdad. Incluso, la faceta turística le rindió frutos cuando al año siguiente saltó de Morena a Movimiento Ciudadano, partido que la nombró diputada federal plurinominal, cargo que ocupó hasta 2015 para volver al redil de López Obrador.

Actualmente, Luisa María Alcalde es la elegida por López Obrador para ocupar la STPS y asegura estar “convencida” de que la política laboral, el outsourcing y la justicia laboral son herramientas “que serán fundamentales para atacar la pobreza, la desigualdad y para pacificar el país”.