Mantienen alerta ambiental en el Valle de México; aire pasa de “mala” calidad a “muy mala”

A las 20:00 horas el Índice de Calidad del Aire alcanzó los 155 de partículas menores a 2.5 micrómetros (PM 2.5), con lo que aire paso de "mala" calidad a "muy mala"

0
238
-Publicidad-

La tarde de este lunes la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe), dio a conocer que se mantiene la alerta ambiental en el Valle de México, por los altos niveles de contaminación.

Fue a través de un comunicado donde explicaron que “prevalecen los índices de contaminación por partículas finas (PM 2.5), que se relacionan con la presencia de incendios en esta cuenca atmosférica”.

-Publicidad-

Otro factor que no ayuda a la dispersión de los contaminantes es “la presencia de un sistema de alta presión en el suroeste del país, que ha ocasiona cielo despejado a medio nublado con viento débil y estabilidad atmosférica en el Valle de México”, agrega el comunicado.

Asimismo, las autoridades capitalinas informaron que después de las 20:00 horas el Índice de Calidad del Aire alcanzó los 155 de partículas menores a 2.5 micrometros (PM 2.5), con lo que aire paso de “mala” calidad a “muy mala”, por lo que es probable que se active la Fase 1 del Plan de Contingencias.

Por tal motivo, emitieron una serie de recomendaciones para toda la ciudadanía, pero con énfasis en los niños, personas de la tercera edad y personas con padecimientos respiratorios y cardiovasculares:

—Evitar actividades al aire libre. No realizar actividades vigorosas tales como ejercicio intenso, el cual incrementa la dosis de contaminantes inhalados.
—Evitar la realización de actividades cívicas, culturales, deportivas y de recreo al aire libre en centros escolares. En caso que sea posible, se recomienda que los grupos vulnerables permanezcan en sus hogares.
—Evitar la cocción de alimentos con leña, carbón o gas; no prender velas o incienso y no fumar. En el caso de hogares cercanos a las zonas de incendio, donde el humo sea denso, colocar toallas húmedas en las zonas por donde pueda introducirse a las habitaciones (ranuras de puertas y ventanas). Si es posible, retirarse del área.
—Acudir al médico en caso de haberse expuesto al humo o si sienten molestias.
—Evitar el uso de lentes de contacto.