Margarita Zavala, a un año del destape

0
151

Hace exactamente un año, la ex primera dama –Margarita Zavala– hizo públicas sus aspiraciones presidenciales para 2018. En ese momento, el PAN acababa de salir de una de sus peores derrotas en las urnas de votación. En la elección intermedia del 7 de junio de 2015, Acción Nacional sólo ganó tres entidades –de nueve en disputa–; por lo que muchos advirtieron que el partido vivía una crisis grave.

Hace un año, el panismo no contaba con el empuje que le dio la elección del pasado 5 de junio; cuando obtuvo –en solitario y en alianza– siete de los 12 gobiernos en juego.

Hace un año, Rafael Moreno Valle tampoco había demostrado sus habilidades para operar elecciones y para subir y bajar candidatos. De hecho, hace un año, Moreno Valle tenía como reto garantizar la victoria del PAN en la elección de Puebla.

Y hace un año, Ricardo Anaya todavía no era el presidente nacional del PAN. Si bien sus intenciones eran conocidas por todos, nadie sabía que el queretano se convertiría en uno de los protagonistas de los comicios de hace un par de semanas.

Sin embargo, un año fue suficiente para que Margarita Zavala ganara popularidad y se posicionara como una de las favoritas para el 2018, favorita incluso al interior de su partido. El mismo Vicente Fox ha dicho que la ve con buenos ojos. De hecho, el expresidente anticipó que Zavala será la candidata presidencial del PAN.

Lo cierto es que ni Anaya y ni Moreno Valle dejarán libre el camino a la candidatura presidencial. Sobre todo, luego de la elección del 5 de junio, cuando muchos dijeron que el PAN tiene posibilidades reales de tener buenos resultados en 2018.

Por otra parte, el panorama para el PRI continúa siendo impreciso, lo que hace aún más complicada una estrategia para los precandidatos panistas, quienes de conocer a sus rivales tricolor podrían dar golpes más contundentes.

Con respecto al PRD, la única cara presentable que tienen para las presidenciales es la del jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, quien se ha ganado el rechazo de muchos, pero aún así continúa siendo la única apuesta viable del perredismo.

De este modo, el único candidato seguro para el 2018 se llama Andrés Manuel y se apellida López Obrador. Aparentemente, el de Tabasco no desistirá y seguirá buscando la presidencia hasta llegar a los pinos o le gane el tiempo.

Por cierto, hace un año se podía creer en el fenómeno de los independientes, pero hoy día esa figura política va en decadencia y es probable que para las elecciones presidenciales no llegue ninguno de los que aseguraron ir por esa vía.

Sin duda, Margarita Zavala no tiene el camino libre. Pero tampoco quedan muchas dudas de que en meses, será su nombre el que aparezca en la boleta del 2018.