Nuevo León: otro gobierno rata del PRI

0
88

El próximo domingo tomará posesión el segundo gobernador que llega al cargo bajo la figura de independiente –en la historia mexicana–, Jaime Rodríguez Calderón, motejado como “El Bronco”.

Contra lo que muchos creen –y como documentamos en el Itinerario Político del 23 de junio–, el primer gobernador independiente fue Rodolfo T. Loaiza, sinaloense que tomó posesión del cargo en 1940, del siglo pasado.

En realidad la de “El Bronco”, como también documentamos aquí, fue una elección de diseño, producto de errores y horrores cometidos por el presidente Enrique Peña Nieto, por el PRI de César Camacho y por el operador de los senadores tricolores, Emilio Gamboa.

Pero además de los errores y los horrores cometidos en el cambio de gobierno, el saliente gobernador de Nuevo León, el priísta Rodrigo Medina, se encargó de hacer el milagro de unir a los ciudadanos de Nuevo León, pero en su contra. El cemento que unió a los neoleoneses contra los partidos fue el mal gobierno de Medina y una desastrosa operación para la sucesión.

Y es que el de Medina no sólo fue el peor gobierno en la historia de la entidad, sino el más ratero, el que más endeudó al estado y el que hizo el milagro de poner a ciudadanos y empresarios contra los partidos, sobre todo contra el PRI y el PAN, que presentaron a los peores candidatos posibles, al grado que la menos mala de las alternativas fue la de “El Bronco”.

Resulta que luego de padecer un gobierno pillo como el de Medina y luego que el gobernador priísta pretendió imponer a la senadora Ivonne Álvarez como sucesora –para que le cuidara la espalda–, los empresarios diseñaron y financiaron la candidatura de “El Bronco”, junto con un puñado de ambiciosos “intelectuales” que en Nuevo León ensayaron a nivel local lo que hoy empujan a nivel nacional para 2018; una candidatura presidencial independiente.

Por lo pronto, a partir del domingo venidero, “El Bronco” tendrá la posibilidad de cumplir sus promesas de campaña; sobre todo llevar a prisión al entonces ex gobernador; al pillo Rodrigo Medina.

Y abundan las presuntas irregularidades para soportar las denuncias contra Medina. ¿Quieren pruebas?.

1.- En la gestión de medina se produjo la peor ola de violencia de Nuevo León, sobre todo en Monterrey. Por eso la voz popular acuñó la frase de que “los gobernadores siempre han robado, pero éste no tiene comparación”.

2.- El de Medina fue un gobierno plagado de frivolidades. En octubre de 2011 fue pillado en la mentirilla de viajar a Orlando, Florida, con toda la parentela en días laborables. En respuesta dijo que “gobernaba por teléfono”.

3.- La corrupción fue la cereza de su gobierno. En 2012 se produjo la pérdida de 136 mil placas del Instituto de Control Vehicular, además de un desfalco por 305 millones de pesos del ISSTELEON.

4.- Medina tiene propiedades de sobra, junto con su familia, no solo en Nuevo León, sino fuera del estado y del país. Pero para no insultar a sus paisanos vive en una modesta casa de sólo 20 millones de pesos, a pesar de que se documentó un presunto despilfarro –sólo por el uso de aviones privados y helicópteros–, de 370 millones de pesos.

5.- En el gobierno de Medina la deuda se elevó de 27 mil millones a 61 mil millones de posos.

6.- Y en julio pasado el Consejo Nacional Ciudadano interpuso una denuncia que fue ratificada ante la PGR, contra Rodrigo Medina y su familia, por los presuntos delitos de lavado de dinero, asociación delictuosa y enriquecimiento ilícito.

Y nadie dice nada. Al tiempo.