¿Paisanaje igual a compadrazgo?

0
381
-Publicidad-

A 15 días del cambio de gobierno, el director de Caminos y Puentes Federales (Capufe), Benito Neme Sastré, cree que su paisanaje con el próximo presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, lo amparara al igual que su compadrazgo con el actual mandatario.

Él y su director jurídico, Jorge Martín Jiménez Zárate, más conocidos como el “dúo dinámico” en las oficinas centrales en Cuernavaca, Morelos, parecieran dedicados a la “engorda” de cochinitos.

-Publicidad-

Y no precisamente de esos cuyo anuncio decía: “Si le contestan oinc, oinc, está usted llamando al rancho El Girasol”.

Para empezar: desde abril que la Secretaría de la Función Pública nombró a Sergio René Coppel Padilla como nuevo titular del Órgano Interno de Control, Neme Sastré y su lugarteniente Jiménez se han negado sistemáticamente a recibir al entonces recién nombrado funcionario.

Los últimos Consejos del Comité de Control y Desempeño Institucional se han tenido que suspender en varias ocasiones por falta de quorum.

Al subdirector de Capital Humano y Desarrollo Organizacional, (léase jefe de personal), Carlos Fernández, la Secretaría de la Función Pública le acaba de aplicar una suspensión temporal como medida cautelar. El “dúo dinámico”, por su cuenta, lo tiene de superasesor en la Dirección General.

Y conste que se habla de SUPER porque la Dirección General tiene (o tenía hasta la llegada de Coppel) más de 20 “asesores”, y no se les llama aviadores en atención a que la Institución es la administradora de las carreteras y no de los cielos del Estado mexicano.

En cuanto a la “engorda”, se vale de todo: asesorías millonarias, juicios civiles y laborales, licitaciones directas y hasta organizaciones políticas.

De asesorías externas, sólo de julio a octubre se entregaron seis con valor aproximado de 20 millones de pesos, y hasta la fecha no ha habido “entregables”, como se le llama a los estudios que teóricamente tendrían que entregar.

Ha habido casos, por no decir que la mayoría, que los resultados se entregan en dos días y en un máximo de dos a tres cuartillas, como el que se pidió sobre juicios laborales para ver si estos se llevaban “correctamente”.

Hubo otro que en teoría costaba 30 millones de pesos, pero cuando el Jurídico lo empezó a manejar el precio ya había llegado a 150 millones de pesos. Fue tan obvio que hubo que rechazarlo.

En Capufe hay dos tipos de juicios: a) los civiles, referentes a constructoras o empresas contratistas de la Institución, y b) los laborales.

Hasta junio había 628 juicios en espera de sentencia, y aseguran que para nadie es un secreto que el Jurídico se compromete a acelerar la sentencia favorable al trabajador con prácticas poco transparentes.

En cuanto a la organización política Oaxaca es Único, cuyo presidente casualmente es Jorge Jiménez Zárate (director jurídico de Capufe), aseguran que se tendrá que llevar a cabo una investigación, porque se dice que los recursos van a dar a sus arcas como una forma de disimular las maniobras antes citadas.

Seguramente para ganar tiempo (y las malas lenguas dicen que otras cosas), el dúo dinámico tampoco ha recibido al equipo de transición del próximo gobierno, por lo que Jenaro Utrillo, de quien se dice será el nuevo titular de la paraestatal, a la fecha todavía no sabe qué va a recibir en diciembre próximo.

Finalmente, muchos tabasqueños se sienten seguros con la llegada del próximo Presidente, quizá por eso hay tanta calma en Capufe, mientras preparan la entrega.