“¡Peña Nieto privatiza el agua!”; otra fake news

0
5291

Este domingo 17 de junio, Sin Embargo publicó una nota intitulada “En medio de campañas, privatizan el agua”.

El texto firmado por Rubén Martín, aseguró que “mientras se concentra la mirada en las campañas electorales en el Mundial, el presidente Enrique Peña Nieto utilizó la figura legal de los decretos para modificar el estatuto de las vedas existentes sobre 40 por ciento de las cuencas del país, que contienen 55 por ciento de las aguas superficiales de la nación”.

-Publicidad-

Es impresionante la ignorancia demostrada por este “periodista”… porque no hay que pensar que lo publicado por el medio fue de “mala fe”.

Para Rubén Martín, modificar el estatus de las vedas equivale, de manera directa, a “privatizar” el agua. Por supuesto que esto es falso.

Además, es importante mencionar que los 10 decretos para la Reserva de Agua, no se firmaron a escondidas durante el debut mundialista de la Selección mexicana de futbol en contra de Alemania.

En realidad, se firmaron en un evento público el 5 de junio dentro del marco del Día Mundial del Medio Ambiente en el que estuvieron presentes el titular de la Semarnat, Rafael Pacchiano; el director general de la Conagua, Roberto Ramírez de la Parra y el director general de World Wildlife Fund, Jorge Rickards.

En su texto, el “periodista” Rubén Martín aseguró que “los diez decretos que levantan la veda sobre estas diez cuencas de agua, abren la puerta para que 55 por ciento del vital líquido se utilice para fines lucrativos, ya sea privatizando directamente el manejo del agua en organismos operadores empresariales municipales o entregando concesiones de agua para las distintas empresas extractivas del país, como son minería, hidrocarburos, turística, o inmobiliaria”.

Y sí, son diez decretos y se levantan todas las vedas señaladas.

Pero asegurar que eso equivale a “privatizar” el agua es una falsedad armada con tintes políticos.

Martín basa sus dichos en el parecer de activistas de la coalición “Agua para Todos”, sin molestarse en citar los textos de los decretos, en contextualizar en torno a la Ley de Aguas Vigente y tampoco en averiguar el significado de los términos que utiliza.

Los decretos firmados, se enfocan en diferentes regiones hidrológicas nacionales. Hay uno para el área del Grijalva-Usumacinta y otro para el Papaloapan. Uno más para el Pánuco, otro para la Costa Grande de Guerrero, dos diferentes para San Fernando — Soto la Marina (A y B) y uno distinto para la zona de Lerma-Santiago. Además de esos, Peña Nieto firmó un decreto más para Actopan-Antigua. También, la Costa de Jalisco tiene el suyo, así como Ameca.

En resumen, no se privatizó el agua mientras se jugaba el Alemania vs México en la Copa del Mundo, sino que las zonas en cuestión se convirtieron en reservas hidrológicas.