Planchazo de Basave; ¿regalan PRD a AMLO?

-Publicidad-

Hasta los más ingenuos militantes del PRD sabían que “el planchazo” de Agustín Basave en la presidencia de los amarillos no es más que “una manita de gato” para lavar la cara a la cuestionada gestión de “Los Chuchos”.

Todos sabían que unas cara fresca, externa, con credenciales en la academia y la diplomacia ayudaría a cambiar la fea imagen del PRD; la cara sucia de la corrupción, la transas, las rateros, cochupos, negocios sucios y los inevitables vínculos con criminales como “Los Abarca”, “Los Cota Montaño” y Julio Cesar Godoy, entre muchos otros “canguros amarillos”; ratotas, pues.

-Publicidad-

Sin embargo, “el caldo puede resultar más caro que las albóndigas”. Por qué?.

1.- Porque el problema de los amarillos no es un problema de cirugía plástica –para presentar una cara bonita–, sino que se trata de un problema de amputación de lo podrido.

2.- Y es que si el nuevo jefe del PRD se atreve en serio a una purga como la que anunció al primer día de su imposición –porque a querer o no la de Basave fue una imposición que incluso pudiera ser cuestionada legalmente–, es muy probable que se quede solo. ¿Por qué?

3.- Porque en sus más de 25 años la corrupción política, moral, ética y ideológica y económica han sido la divisa del principal partido de la llamada izquierda mexicana. Desde Cárdenas y hasta Navarrete, pasando por AMLO, el PRD ha sido nido de ratas. Y no estamos diciendo que todos sean rateros, ratones o canguros. No, pero muchos lo son.

4.- Pero además, en la imposición de Basave –político reputado, sin duda–, Los Chuchos y las otras tribus no guardaron ni las formas. Fue burdo el montaje que puso a bailar a Fernando Belauzarán y a Zoe Robledo, cuando todos sabían que el ungido era Basave.

5.- Incluso la abrumadora votación a favor del diplomático y académico mostró no solo un planchazo sino un pacto bajo cuerda. ¿De verdad se trató del descubrimiento de un iluminado? ¿En serio Basave fue la perla que nadie había descubierto entre el cochinero de la clase política?.

6.- Está claro que la llegada de Agustín Basave a la dirigencia del PRD es producto de una negociación, pacto, acuerdo político y/o “gatopardismo” en el que el académico pudiera terminar convertido en “cuello de ganso” de Los Chuchos”.

7.- Y no es casual –por esa razón–, que su compañera de fórmula haya sido la maleable Beatriz Mojica; la misma que quiso ser gobernadora de Guerrero y que ha querido ser todo en el PRD, siempre de la mano de “Los Chuchos”.

8.- Pero está claro que también existe la posibilidad del “parricidio político”. Es decir, Agustín y Beatriz pudieran terminen por matar a sus creadores –“Los Chuchos”–, igual que Ricardo Anaya mató a su padre, Gustavo Madero. El “parricidio político” es condición natural para la renovación generacional; en México y en China hoy y en la historia de la humanidad.

9.- Y en ese caso, está latente “el peligro” –para el PRI y para el PAN–, de que Agustín y Beatriz entreguen el PRD a la Morena de AMLO. Y es que por lo Menos Agustín comulga con el delirio de que don López es el salvador de la patria. Y con un puesto Beatriz pudiera pensar lo mismo.

Al final se podría confirmar que con Basave el PRD se enfermó del fe “Síndrome de Estocolmo” que obliga a los amarillos a buscar un jefe de raíz priísta. Lo malo es que el PRD también podría enfermar del “Síndrome de EstocAMLO”.

Al tiempo.

EN EL CAMINO.

Vergonzoso tráfico de niños en el Metro. Y no hay marchas, pase de lista, y nadie grita que fue el Estado. Doble moral.