¿POR QUÉ CREERLE, SI AMLO SIEMPRE MIENTE?

0
2813
-Publicidad-

Dice el presidente: “no soy un vulgar ambicioso” y pide a los ciudadanos le crean cuando promete que no buscará la reelección.

¿Usted le cree? ¿Por qué muchos no le cree?

-Publicidad-

¡Aquí casi cien razones –mentiras–, para no creerle!

¿Por qué creerle a quien impuso a la esposa de su constructor en la Corte; a quien ordena al Poder Judicial no criticar al presidente; a quien simula todos los días responder preguntas de reporteros que son paleros; quien persigue al productor de una serie de televisión sobre el populismo; a quien amedrenta a empresarios y ordena campañas de linchamiento contra críticos, sean intelectuales, periodistas y medios?

¿Por qué creerle a quien mintió sobre su residencia para ser candidato al DF; a quien dijo que lo dieran por muerto en 2003; a quien mintió al prometer que respetaría el resultado electoral de 2006; a quien dijo que si perdía en 2012 se retiraba; a quien dijo, sin puebas, que hubo fraude en Tabasco y las presidenciales de 2006 y 2012?

¿Por qué creerle a quien prometió libertad de expresión, pero censura y persigue a sus críticos; a quien prometió protección a periodistas pero no investiga la muerte de 6 informadores; a quien solapa a Olga Sánchez y a Jiménez Espriú por ocultar sendos departamentos en Houston; a quien ocultó el gasto por tener parado el avión presidencial; a quien ocultó los audios de la tragedia de Martha Alonso y su esposo Rafael Moreno, en Puebla?

¿Por qué creerle a quien solapó pillerías de Elba Esther Gordillo, de la mafiosa CNTE; del Napoleón Gómez Urrutia; de la secuestradora Nestora Salgado; del Señor de las Ligas; a quien solapa al líder Romero Deschamps?

¿Por qué creer en el gobernante que mintió con el gasto de los segundos pisos en el DF y ocultó la información; en quien solapa el fraude de la línea 12 del Metro; en quien hoy realiza más de 80% de las compras del gobierno sin licitación; en quien mintió sobre el desabasto de gasolina e inventó la crisis del huachicol; quien mintió al decir que acabaría con robo de gasolina pero el robo se incrementó?

¿Por qué creer en el gobernante que nada hizo por evitar la explosión de Tlahuelilpan: que ordenó no investigar y no hay nadie en prisión; quien dijo que no iba a ocupar helicópteros y los usó a la primera emergencia; que no aclaró la responsabilidad de cerrar los ductos que estallaron?

¿Por qué creer en un gobernante que dijo que cancelaba el NAIM de Texcoco porque había un lago que no existe; que no dijo que el NAIM lo pagaremos todos con otro Fobaproa; que negó afectación de 114 especies endémicas y migratorias de Santa Lucía; que negó la alarma de los expertos por Santa Lucía; que negó que el Tren Maya afectaría ocho Áreas Naturales Protegidas; que primero dijo no y luego sí a Termoeléctrica; que ha mentido en todo el proyecto de la refinería de Dos Bocas; que ocultó el peligro de convertir Las Islas Marías en zona turística?

¿Por qué creer en quien dijo que sacaría al Ejercito de las calles y al final militarizó la seguridad con la Guardias Nacional; en quien dijo que acabaría con la violencia y en 110 días de gobierno van casi 10 mil muertes violentas, todo un récord mundial; por qué creer en un político que compra diputados y conciencias para aprobas sus reformas; en quien dice que no perseguirá a grandes capos y persigue periodistas y productores de series sobre populismo; por que creer en un presidente que todas las mañanas difama y calumnia a contentillo, sin ofrecer pruebas?

¿Por qué creer en un presidente que siempre criticó fiscales carnales, ministros carnales y órganos autónomos carnales y, como presidente, tiene todo un Gobierno, un Congreso y una Corte de carnales; por qué creer en quien recorta presupuesto y cierra guarderías, refugios, hospitales de atención a cáncer, sida; por qué creer en quien destruye la cultura y el turismo?

¿Por qué creer en un presidente que prometió atender a las mujeres y nada hizo; que nada hace ante el incremento del acoso, feminicidios; que les niega a las mujeres el derecho a decidir sobre su cuerpo; por qué creer en un político que pone a votación los derechos de las mujeres?

¿Por qué creer a un presidente que prometió bajar el precio de la gasolina, pero en la Ley de Ingresos si venían aprobados los IEPS; que mintió al decir que los ciudadanos no pagarían más impuestos; que calla ante las agresiones del presidente Trump; que dijo que Trump ganaba más que los integrantes del Poder Judicial; que dijo que jueces y magistrados se rayaban con sueldos de más de 600 mil pesos; que prometió que la educación sería la prioridad y le dio tijeretazo al presupuesto de universidades públicas?

¿Por qué creer en un presidente que prometió austeridad y gasta millones de pesos en comidas en Palacio; que solapa el dispendio en el Congreso federal y el de CDMX, de mayoría de Morena; que prometió becas mensuales para jóvenes y luego dijo que bimestrales; que mintió sobre depósitos de gasolina clandestinos en el NAIM; que prometió los más preparados en su gobierno y mintió; que prometió un crecimiento entre 4 y 6 por ciento, lo cual es imposible?

¿Por qué creer en un presidente que inventa un temblor para no responder una pregunta comprosmetedora; que mintió al decir que Santa Lucía estaría listo en 3 años, lo cual es imposible; que Santa Lucía sería más barato y salió peor el caldo que las albóndigas; que mintió sobre un país en bancarrota, cuando Peña Nieto fue el Presidente que más empleos generó; quer mintió cuando prometió no pagar escolta y luego contrató una “ayudantía”; que dijo que apoyaría al deporte y sólo promueve su deporte favorito; Por qué creer en un presidente que organiza abucheos a goberandores de oposición y que nunca ordenó investigar la muerte del activista Samir Flores?

Aquí cien razones por las que creemos que Obrador miente cuando dice que no busca la reelección.

Al tiempo.