“PRIeto” ardido con Ochoa Reza

0
591

El senador Miguel Ángel Chico Herrera, ahora muerde la mano que le dio de comer durante cuarenta años, misma a la que esas cuatro décadas custodió con fidelidad: el PRI, institución política que hoy no sólo desconoce, sino que además ataca desde su nueva “casita”, Morena.

Publicidad

Este domingo 17 de febrero el ahora “PRIeto” Miguel Ángel Chico renunció al tricolor con una carta llena de resentimiento dirigida al presidente nacional del PRI: Enrique Ochoa Reza.

En el documento, el oriundo de Guanajuato le recrimina al dirigente nacional del tricolor por “desprestigiar los ideales del partido” y “privilegiar la simulación y los intereses personales”.

Pero en 2011, el entonces priista Chico Herrera, tenía más que bien puesta la camiseta tricolor y era un activo integrante de la oposición a los gobiernos panistas en  Guanajuato, al grado que, en diciembre de ese año, convocó a una conferencia de prensa para exhibir las corruptelas del PAN, como lo reportó el analista Arnoldo Cuéllar en su blog.

Pero todo su activismo partidista, al parecer, no le rindió frutos, pues no consiguió la candidatura del PRI a la gubernatura de su estado. Entonces, el “chapulín PRIeto” saltó al partido del llamado “mesías tropical”, quien lo “exoneró” de sus culpas y lo “bendijo” con una candidatura plurinominal a diputado federal.

Lo anterior, es una muestra de que el “PRIeto” ya no aprieta, pues la candidatura a gobernador de Guanajuato por el PRI fue otorgada a Gerardo Sánchez García, un aspirante más competitivo, por lo que la pregunta es: ¿Chico Herrera habría denunciado la “simulación” si lo hubieran elegido candidato?