“Pueblo bueno” impide a militares a cerrar tomas clandestinas de gasolina en Hidalgo

De acuerdo con la Sedena, “sólo realizaban acciones preventivas"

-Publicidad-

Este miércoles, se dio a conocer que campesinos de la comunidad de Ulapa, en Tenango, Hidalgo, impidieron que un grupo de militares clausuraran  tres tomas clandestinas, en consecuencia, se originó un conato de bronca.

Después de que los militares ubicaron las tomas clandestinas, misma que sellarían, arribaron al lugar cerca de 200 personas las cuales se opusieron a dicha acción de las autoridades.

Fue Abraham Mendoza Centeno, delegado de programas sociales de la actual administración, quien informó que ambas partes tuvieron “prudencia”, por lo que el altercado no llegó a mayores.

De acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), “sólo realizaban acciones preventivas y mientras esperaban al personal de Seguridad Física de Pemex, los pobladores intentaron impedir las reparaciones”.

El pleito se originó porque los pobladores se oponían al encapsulamiento de cemento que se hace a las tomas ilegales, ya que éste afecta sus tierras porque ocupa un espacio considerable.

Al lugar de los hechos también arribaron elementos de la policía municipal, estatal y federal. Aunque todo se disipó cuando el grueso de las fuerzas federales tomó el lugar tanto por tierra como por aire.