¿QUE SIGNIFICA ESTAR EN CONTRA DEL ABORTO Y A FAVOR DE LA VIDA?

0
415
-Publicidad-

Cuando se habla del derecho de la mujer a decidir sobre la posibilidad de practicarse un
aborto, siempre van a surgir voces a favor y en contra, sin embargo; el debate sobre el tema resulta altamente complicado.

Un sí o un no, un a favor o en contra es simplificar un tema y no tomar conciencia de la
complejidad de la situación que se crea en la vida de la mujer, en la pareja y en los demás hijos cuando una mujer decide interrumpir un embarazo.

-Publicidad-

Esto lleva a formular las siguientes preguntas: ¿estar en contra de la realización de un aborto es estar a favor de la vida de quién, de la mujer que aborta o del feto?, ¿qué calidad de vida puede tener un hijo a cuya madre se le obliga a tenerlo?, ¿qué repercusiones psicológicas puede presentar una mujer que se practica un aborto?

Los escasos estudios realizados muestran que toda interrupción provocada del embarazo actúa como un shock psicológico en la mujer cuya gravedad va a depender del grado de integración personal, dando paso a diferentes trastornos tales como: depresión, reacciones fónicas —pánico a estar encerrada o por algunos objetos—-, alteraciones en la conducta sexual como la frigidez, disminución o desaparición del deseo sexual, la inclinación hacia el uso de algunos fármacos como los tranquilizantes.

Con la pareja aparece un aumento de los conflictos interpersonales que pueden llegar a desembocar en la disolución real o simbólica de la pareja, en donde pueden permanecer juntos pero se presenta la indiferencia, el abandono afectivo, la infidelidad, etcétera.

Si no existe una pareja, la mujer puede desarrollar un odio generalizado hacia los hombres
provocado por aquel que no se quedó a compartir la responsabilidad de un embarazo y cuyo odio no le permitirá realizar una relación de pareja satisfactoria.

Te puede interesar | VIDEO: Diputado de Morena sugiere tomar pastilla del día siguiente para evitar abortos

La culpa es otra de las emociones que puede desarrollar la mujer que se realiza un aborto, culpa por haber quedado embarazada, por rechazar el embarazo, por los hijos que ya tenía, por haber cedido a un hombre irresponsable.

Esta culpa invadirá su vida y no le permitirá seguirse desarrollándose por lo que sería indispensable acudir con un especialista que le ayude a superar el hecho de haber interrumpido un embarazo no deseado.

Ahora bien; ¿qué sucede con un niño producto de un embarazo no deseado?
Es un niño que tendrá que enfrentar una muerte simbólica en donde probablemente reciba los cuidados de una madre, lejana, sombría, deprimida.

Será un niño que desarrollará la sensación de haber llegado a un mundo en donde no hay un lugar para él y presentará problemas de adaptación y depresión.

El tema del aborto no es sólo si se despenaliza o no, es poder realizar estudios de lo que pasa con las mujeres que interrumpen un embarazo no deseado cuyos resultados permitan establecer programas de prevención y asistencia y no sólo la condena.

Tomar en cuenta todas las implicaciones que la practica del aborto puede tener en la mujer, así como las consecuencias que tendría para un feto el nacer como un hijo no deseado y tomar decisiones, sería estar a favor de la vida.