Slim y Olímpicos, ¡llegó el populismo mediático..!

0
64

Este miércoles, la directiva de America Movil anunció que ni Televisa ni TV Azteca podrán retransmitir los Juego Olímpicos de Río de Janeiro, Brasil.

Como seguramente recuerda, el magnate Carlos Slim compró todos los derechos de transmisión de la justa olímpica.

Es así que Slim –y sólo Slim–, decide a quién permite –y a quién no– difundir los contenidos del evento deportivo.

En esa lógica, America Movil hizo público que sólo el Canal 11, el Canal 22, las televisoras estatales, algunos canales de televisión de paga y las plataformas de America Movil podrán difundir los olímpicos.

Por donde se vea, el golpe para el duopolio televisivo es fortísimo.

No sólo se trata del primer revés en un mercado que las televisoras solían tener en la palma de la mano; además es un obús a las finanzas del emporio mediático. Después de todo, el dinero que los patrocinadores entregan a las televisoras tiene varios ceros.

Pero más allá del revés a Televisa y Azteca, lo cierto es que Carlos Slim abrió la puerta para una nueva modalidad de populismo: el populismo mediático.

Y es que al llevar los olímpicos a la televisión pública, Slim juega al Robin Hood mediático; pues quita la transmisión al gigante mediático y lo entrega a la televisión del pueblo.

¿Desde cuándo tan bondadoso?

No hay duda, estamos ante una carambola de tres bandas.