¡Va a temblar! Diputados y senadores rechazan más dinero

0
103

Por increíble que parezca, legisladores del PRI, PAN y PRD en el Congreso parecen haber llegado a un acuerdo unánime. Y lo más sorprendente es que el consenso es para renunciar al incremento del presupuesto de ambas cámaras en 2017.

Así, diputados y senadores—quienes por años han sido cuestionados por recibir un alto salario mensual—, ahora parecen ser filántropos, una especie de “madres de la caridad” que proponen que, en lugar de que las cámaras reciban un aumento presupuestal, se destinen más recursos a programas sociales.

Pero, ¿En realidad hubo un acuerdo? ¿Qué tan noble y desinteresado es este gesto?

Ambas Cámaras ya habían solicitado en su proyecto de egresos un aumento presupuestal para 2017: la de diputados pidió 6.5 por ciento más recursos respecto a este año, mientras que los senadores pidieron un presupuesto 7.68 por ciento mayor. Por ello, hay quien piensa que la decisión de dar marcha atrás al aumento podría ser una respuesta ante las críticas de la ciudadanía debido a que, mientras el Paquete Económico contempla recortes en rubros como salud, educación, cultura, ciencia y tecnología, el Congreso planeaba elevar sus gastos.

Además, todo parece indicar que la decisión de los partidos de rechazar el aumento presupuestal para las cámaras podría responder más bien a un conflicto disfrazado de consenso.
Cabe recordar que la propuesta salió de los priistas César Camacho y Emilio Gamboa —respectivos Coordinadores de la bancada tricolor en la Cámara de Diputados y de Senadores—, quienes bajo el argumento de que es necesario ser congruentes con la política de austeridad y las restricciones al paquete económico, brindaron apoyo al criticado Gobierno federal. Y aunque el PAN y el PRD respaldaron la iniciativa, no perdieron la oportunidad para golpear al Gobierno.

En la Cámara de Diputados, el panista Marko Cortés pidió al presidente Peña que también se recorten gastos a las dependencias federales, y que el Presupuesto de Egresos de la Federación tampoco tenga aumentos. Por su parte, el Coordinador de los diputados perredistas, Francisco Martínez Neri pidió al Gobierno que se regulen los salarios de los servidores públicos.

En tanto, en la Cámara de Senadores el panista Fernando Herrera se solidarizó con la medida pero criticó el “manejo irresponsable de la economía nacional” por parte del Gobierno. A su vez, el perredista Armando Ríos Piter denunció que la administración de Peña Nieto traicionó los acuerdos realizados hace tres años en el marco de la Reforma Hacendaria.

Entonces, la medida de declinar el aumento presupuestal para el congreso se convirtió en una bandera del priismo para solidarizarse con el Gobierno y de la oposición para criticarlo. Por ello, muchos piensan que en lugar de mostrar la austeridad de los legisladores, lo que quedó claro es que diputados, senadores y partidos no dan paso sin huarache.

¿O alguien cree que son las “madres de la caridad”?