Venezuela, más allá de la retención de periodistas mexicanos

0
465
-Publicidad-

Recientemente se ha dado a conocer la retención en el Palacio de Miraflores por
parte del gobierno venezolano del reconocido periodista Jorge Ramos y su equipo
de trabajo, además de confiscar el materia audio visual producto de la entrevista
que previamente el equipo de periodistas le realizó al presidente de la República
Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, lo anterior dado a conocer por diversos
medio locales. La supuesta causa de la retención, se debe a que al mandatario
sudamericano, no le agradaron los cuestionamientos emitidos durante la
entrevista.

Si bien, el canciller, Marcelo Ebrard, a través de su cuenta oficial de Twitter ha
dado a conocer la liberación del grupo de comunicadores mexicanoa y ha
manifestado, “su preocupación y protesta por lo ocurrido en el Palacio de
Miraflores” el tema, va más allá del respeto a la soberanía de otros países con al
pregona nuestro presidente, Andrés Manuel López Obrador. Los hechos ocurridos
hoy en la capital venezolana, no son más que un ataque frontal a la libertad de
expresión, no solamente a nivel local, sino a global.

-Publicidad-

El mandatario venezolano ha enviado un mensaje claro a la comunidad
internacional: el gobierno de Venezuela representa una amenaza a la estabilidad e
integridad regional. Las acciones que hoy ejecutó el gobierno de Venezuela por
órdenes de Nicolás Maduro en contra de Jorge Ramos y su equipo de trabajo, son
la viva imagen de un psicópata acorralado, un dictador que sabe que no le queda
mucho tiempo en el poder.

El gobierno venezolano aun mantiene aliados tanto en América como en otros
contienentes, aliados que le brindan apoyo y no sólo de carácter moral, sino
también financiero, es importante mencionar que esos recuersos a los que me
refiero, obviamente no van destinados al desarrollo nacional de aquel país, sino a
intereses propios del manatario, intereses que podrían desatar un conflicto más
allá de lo sociopolítico.

Si bien no estoy de acuerdo con las intervenciones, es necesario tomar cartas en
el asunto, cartas que le competen a lo órganos internacionales, así como a los
países aledaños a Venezuela, preservar la seguridad nacional de Colombia y
Brasil resulta de interés común para otras naciones del continente americano.
México deberá replantear su postura referente a los lazos que mantiene con el
gobierno venezolano. Reitero, lo ocurrido ayer en el Palacio de Miraflores es

propio de un psicópata que representa una amenaza a la seguridad regional y que
ese “respeto a la soberanía” lejos de representar un beneficio para nuestro país,
puede representar un factor adverso que podría lapidar las esperanzas del
gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador de posicionar a nuestro
país como un referente a nivel internacional y en consecuencia de mantener un
crecimiento sostenido.

Las señales deben interpretarse, a Venezuela, no le importa la relación con
México. Sin embargo el gobierno mexicano, debe velar por los intereses
nacionales y preservar a toda costa la relación que mantiene con otras naciones
del mundo, de no ser así, vaya “problemita” que se nos viene.

PRIMERA SEÑAL

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo canceló su visita a
México el pasado mes de enero tras conocer la postura del gobierno mexicano
respecto a la situación que vive Venezuela.

SEGUNDA SEÑAL

La retención y decomiso del material audio visual a periodistas mexicanos en
territorio venezolano el pasado lunes, 25 de febrero, derivado de la inconformidad
del mandatoario, Nicolás Maduro respecto al contenido de la entrevista.
¿Esperarán una tercera señal? ¿La tercera será la vencida? Ya veremos.
“Una cosa es un país independiente y otra un país in the pendiente” – Mafalda

Nos vemos el próximo martes, mientras tanto, recuerden que la realidad es
multidimensional.

Twitter: @horacioamtz

Luis Horacio Arévalo Martínez es Maestro en Seguridad Nacional por el
Centro de Estudios Superiores Navales de la Secretaría de Marina – Armada
de México.