¿Y para los “Chapitos”? AMLO utiliza instituciones del Estado para atacar opositores 

Calderón acusó a AMLO de utilizar el poder del Estado para atacar a su hijo y distraer a la atención de la opinión pública de sus fracasos

Especial
-Publicidad-

La semana pasada un grupo de reporteros fueron atacados por un ejército de bots, luego de haber cuestionado al presidente Andrés Manuel López Obrador por las inconsistencias en el caso Culiacán.

Tras ello, el mandatario tabasqueño habló sobre esta situación en su conferencia matutina de este lunes y descartó que su gobierno contrate bots para atacar a aquellos medios que critican su forma de gobernar.

-Publicidad-

Para ello, el titular de la Unidad de Información, Infraestructura, Informativa y Vinculación Tecnológica de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Alejandro Mendoza Álvarez, presentó un estudio en el cual señala que dichos bots provienen de cuentas relacionadas a Aurelio Nuño, Juan Carlos Romero Hicks y Luis Calderón Zavala, este último hijo del expresidente Felipe Calderón.

En respuesta, el exmandatario panista acusó a López Obrador de utilizar el poder del Estado para atacar a su hijo y distraer a la atención de la opinión pública de sus fracasos.

Te puede interesar | AMLO miente; cuentas promotoras del linchamiento a medios son afines a Morena

En otro tuit, Calderón Hinojosa le recordó a AMLO que la Unidad de Investigación y Vinculación tecnológica de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) fue creada para investigar a delincuentes y ciberdelitos; sin embargo, acusó que este gobierno lo está utilizando para espiar e investigar a sus opositores.

Sin embargo, esta no sería la primera vez que un mandatario utiliza recursos del Estado para espiar a sus contrincantes políticos.

Sin duda, el gobierno de Andrés Manuel se remota a los viejos tiempos del viejo PRI, cuando se utilizaban instituciones del Estado para perseguir a opositores del régimen.

En este caso, lejos de que el gobierno use las instituciones de manera eficaz en el combate el crimen organizado — como ejemplo en el fallido operativo en Sinaloa para la captura de los “Chapitos”– lo usa para otros objetivos.