Ya hubo desabasto de gasolina, ¿Ahora viene el desabasto de la energía eléctrica?

Como en Venezuela, AMLO aseguró que el Gobierno Federal sospecha que los apagones en la Península de Yucatán se tratan de "un sabotaje"

0
611
-Publicidad-

La semana pasado, se registró un apagón eléctrico en la península de Yucatán y por ello, diversos servicios como bancos, supermercados, entre otros establecimientos se vieron afectados.

Ante ello, el titular de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo Alcocer, advirtió que dicha zona del país podría padecer de un desabasto de energía eléctrica debido a la la falta de infraestructura en las redes de transmisión y a la escasa conectividad de ductos para abastecer de gas natural dicha zona.

-Publicidad-

“Lo que estamos viendo en la Península de Yucatán es una línea eléctrica que tiene sólo una conexión entre Chiapas y la Península; una conexión que ya está desgastada, que ya tiene una cierta vida útil y que con cualquier evento está desconectado el sistema eléctrico de la Península, que es deficitario”, advirtió Alcocer.

Sin embargo, quien no creyó esta advertencia fue el presidente Andrés Manuel López Obrador quien esta mañana desmintió dichas declaraciones al señalar que el Gobierno Federal sospecha que dichos apagones, como en Venezuela, pueden tratarse de “un sabotaje”.

Te puede interesar | ¿Qué pasó AMLO?, se reporta un 50% de aumento al robo de combustible en el país

“No es cierto que nos vamos a quedar sin gas. Ahora ha habido apagones en el sureste y se está investigando, porque existe la posibilidad que sea un sabotaje por los intereses que existen. No lo descartamos porque los dos apagones han tenido que ver con incendios en los mismos sitios”, denunció Obrador.

Pero, ¿qué garantiza que Andrés Manuel está diciendo la verdad sobre este problema?

En ese sentido, cuando López Obrador presentó su estrategia anti huachicol a principios de año con el cual, aseguró, que ya no habría robo de combustible. Sin embargo, esto provocó que diversas entidades del país sufrieran desabasto de gasolina, lo que provocó pérdidas económicas en varios sectores del país.

Sin embargo, el problema no terminó allí, ya que el periódico Reforma reveló un estudio el mes pasado en donde denunciaba que aumentó en un 50 por ciento el robo a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) tras la implementación de dicha estrategia.

Entonces, ¿debemos creerle a un presidente que se la pasa mintiendo todas las mañanas?